¿Despedida heroica o retirada inteligente?

Solo nueve meses después de la mayor hazaña futbolística del siglo XXI Claudio Ranieri fue despedido de los "foxes".



Lázaro Arias Yusta - Mucho se subvalora, incluso ignora la prerrogativa: “una retirada a tiempo vale más que una victoria pírrica”. Claudio Ranieri dice adiós al pequeño equipo que la pasada temporada puso a soñar a la pequeña ciudad de Leicester y a temblar a los gigantes del fútbol inglés. Desde la segunda división llegaron los “foxes” en 2013 y propusieron su estilo de juego en canchas europeas liderados por Jamie Vardy, el capi Wes Morgan, Riyad Mahrez y Ranieri desde la banca.
No solo conquistaron su primera Premier League de la historia del Club con uno de los presupuestos más bajos de la liga y con jugadores casi desconocidos, también se ganaron el corazón de miles de fanáticos de todos en el mundo que esperaban, al menos, algo decoroso para esta temporada.
Levantaron la copa de la máxima competición de Inglaterra desde el 2 de mayo del 2016 cerrando una actuación increíble gracias al juego que supo imprimir Ranieri en cancha: seguro en defensa y preciso en ataque.
Luego de ostentar los lauros de mejor entrenador de la FIFA y la actuación histórica del equipo gracias a la feroz estampida del Leicester, el escultor de la hazaña tenía dos caminos: continuar en el eufórico equipo o aceptar algunas de las ofertas en otros clubes europeas. Uno implicaba enfrentar una difícil empresa casi imposible de igualar, el otro romperle el corazón al club que lo acogió, y eligió el más honorable, quedarse a expensas de los riesgos.
“Pude dejar mi puesto a final de la pasada temporada. Gané el título y tuve algo con otros equipos pero quería quedarme aquí porque sabía que iba a ser un año difícil” declaró el técnico a los medios.


Solo nueve meses después de la hazaña Ranieri fue despedido


El vicepresidente del club Aiyawatt Srivaddhanaprabha también “lamentó” el despido de Ranieri y los ayudantes Paolo Benetti y Andrea Azzalin al declarar a Mundo Deportivo: “Nunca fue nuestra expectativa que las extraordinarias hazañas logradas el año pasado se repitieran en la presente”. Pero ni el más pesimista esperaba tan pobre actuación luego de protagonizar una de las mayores hazañas futbolísticas del siglo que comienza.

El equipo encalla en puestos de descenso en la decimoséptima posición con 21 puntos. 


Ya Ranieri trae en su haber una experiencia similar al conquistar la Copa del Rey con el Valencia y seguir para el Atlético madrileño. La experiencia culminó en un bochornoso descenso en la temporada 1999-2000 luego de dirigirlo en las primeras 26 jornadass. También recordará a estas alturas las despedidas sin finalizar la temporada en la Juve de Turín a falta de dos jornadas de terminar la temporada 2008-2009 y en marzo del 2012 con el Inter.
De cara a las últimas trece jornadas el cambio parecía evitable, pero en el mundillo futbolero en una temporada y media no solo son capaces de juzgar la actuación del técnico que se despide prematuramente, sino que son capaces de hacer desfilar varios. El extécnico luego del jueves 23 de febrero deja atrás una papa caliente, pues puede convertirse los azules el primer equipo en descender luego de conquistar la Premier, sin duda nadie querrá esa mancha en su expediente.

Comentarios